De marcha… nórdica en la Isla de Cortegada

Este domingo por la mañana pudimos disfrutar de una de las rutas más espectaculares de la temporada, La Isla de Cortegada, esta isla forma parte del Parque Nacional de las Islas Atlánticas, y se encuentra en el recorrido compostelano conocido como Ruta Traslatio, también llamada Ruta Jacobea Marítimo Fluvial.

Nuestros bastones ya estuvieron en las Islas Cíes, Ons y ahora nos tocó Cortegada, y mas adelante la isla de Sálvora y de esta manera podremos decir que estuvimos de marcha… nórdica en todas las islas que forman parte del Parque Nacional de las Islas Atlánticas.

La Isla de Cortegada es naturaleza en todo su esplendor, es originalmente una roca que emerge del mar, cubierta por el mayor bosque de laurel de toda  Europa y con un fondo arenoso ideal para el cultivo de almeja. La isla, situada entre Vilagarcía de Arousa y el río Ulla, es accesible por barco pero también a pie cuando hay marea baja, por el Camino del Carro, con una distancia de unos 200 metros entre Carril (Vilagarcía de Arousa) y Cortegada.

La parte norte de Cortegada alberga el mayor bosque de laurel de toda Europa (Laurus nobilis); que conviven con robles, sauces, avellanos, pinos y eucaliptos. Las especiales características climáticas de la isla han conservado este frágil espacio boscoso y aunque la vegetación de la isla es bastante pobre debido a la baja penetración de la luz solar producto de su frondoso bosque, hay una muy rica variedad de setas (45 especies).

Además de su fantástica variedad de setas, en la isla también es abundante la presencia de algas, que los agricultores costeños recolectan para abonar sus campos.

Tengo que añadir que nuestra guía, Alba, de la empresa Corticata, ha demostrado una gran profesionalidad, desarrollando su trabajo con mucha dedicación y atención, contándonos con todo detalle los entresijos de esta maravillosa isla, a la cual volveremos de nuevo sin ninguna duda.