Marcha nórdica en Vilaboa

Una mañana de marcha nórdica estupenda y muy bien aprovechada a pesar de que la lluvia en ciertos momentos hizo su aparición.

Es una bonita ruta, muy fácil y que se hace sin ningún problema ya que no hay cuestas que provoque un mayor esfuerzo que andar y disfrutar de nuestra preciosa ría de Vigo, viendo en todo momento las pequeñas islas Alvedosas y la famosa Isla de San Simón.

Junto a las Salinas de Ulló se mantienen abandonadas los restos de las edificaciones de una gran granja dedicada al cobijo y a la vivienda de los terratenientes y la servidumbre relacionados con el trabajo de la sal. Impresiona observar lo que pudo ser aquello hace dos siglos si observamos la magnitud de las ruinas. Resulta increíble ver las enormes lareiras y hornos de las cocinas y de otras salas.

Aquí os dejo alguna fotos mas de esta fantástica ruta:

Y por supuesto no nos podemos olvidar de un tercer tiempo a la altura de la ruta, con la presencia de una magnífica sidra casera en A Taberna de Antes.

¡¡Volveremos!!