Ruta de los tres faros en Cabo Home

Empezamos la ruta en la caracola de Donón. Previo calentamiento desenfundamos los bastones y como auntenticos mosqueteros empezamos la marcha en dirección hacia el primer faro, Cabo Home, que con 17 metros de altura es una de las torres de mayor elevación de las costas gallegas. Desde aquí disfrutamos de una de las mejores vistas de toda Galicia: la entrada de la Ría de Vigo, las islas Cíes, la Costa de la Vela, la isla de Ons y el monte de O Facho. Desde la base de esta faro, los acantilados soportan las incesantes olas que finalmente se estrellan en mil pedazos contra la Costa da Vela, convirtiendo el lugar en un verdadero espectáculo, sobre todo en días de fuerte oleaje. Creo que es un lugar que no debemos dejar de visitar en cualquier época del año. 

20180204_100853 20180204_101837 20180204_103310 20180204_103313 20180204_103948 20180204_103959 20180204_105535 20180204_105616 20180204_105731 20180204_105848 20180204_110544 20180204_110726_002 20180204_111803 20180204_111837 (2) 20180204_111837 20180204_111843 20180204_111844 20180204_111845 20180204_111853 20180204_111922 (2) 20180204_113417 20180204_121509 20180204_122606
El segundo es el faro de Punta Robaleira, situado entre Cabo Home y punta Subrido, es una de las ayudas de mar para la entrada por la boca Norte a la Ría de Vigo.
El faro rojo, como le conocen muchos pescadores de costa y visitantes de una de las zonas más bellas y agreste de la península de O Morrazo, es una torre cilíndrica, de 6 metros de altura y cierta anchura, construida en mampostería y pintada en rojo.
En las piedras del acantilado, se encuentra una cruz blanca con la inscripción “Pepe Ruiz”, recuerdo del tributo que a veces se cobra la mar en forma de vida humana. “Pepe Ruiz” fue un pescador que murió en el naufragio de su embarcación en estos mares.
Ya de camino al último faro de la ruta de hoy, el de Punta Subrido, cruzamos la playa de Melide, una de las bonitas de Galicia, (siempre dependiendo de la cantidad de gente ), donde con nuestros bastones pasamos inadvertidos en plena naturaleza salvaje.
Punta Subrido, faro cilíndrico de color blanco, es muy parecido al de Cabo Home, con el que hace la función de guía para entrar en la ría. Tiene pocas diferencias, igual esbeltez aunque menor altura, sus 13 metros son suficientes pues al estar en la cima del cabo, su elevación del plano focal alcanza los 53 metros sobre el nivel del mar contra los 38 del de Cabo Home.
Aquí tomamos un pequeño descanso para reponer fuerzas para la vuelta.
Al acabar la ruta me he dado cuenta del significado de la expresión “marco incomparable”.

Por supuesto rematamos la jornada con el tercer tiempo, cañita, vino, clarita… y con esto y un bizcocho hasta la ruta del día 18.