Ruta de marcha nórdica por el Río Xabriña

El río Xabriña, afluente del Tea, se convierte en el verdadero protagonista de esta ruta circular que parte de la parroquia de Paraños y que visita otros lugares como Prado de Canda y A Lamosa.
Además de la exquisita vegetación que presenta en sus orillas, a lo largo del camino se puede disfrutar de una extraordinaria riqueza etnográfica y cultural ya que durante toda la ruta nos encontramos con elementos de gran valor y en buen estado de conservación como la iglesia parroquial de Paraños, varias cererías antiguas como el “Lagar da Cera” en Portocortiñas, casi treinta molinos a lo largo del río, caminos tradicionales, fuentes, pasos de agua y puentes como el de Ponte Folón.
Su diseño circular se divide en dos grandes anillos.
El primero recorre el río desde Paraños, a través de frondosos bosques, hasta Ponte Folón. El segundo anillo, que visita Prado y A Lamosa, nos acerca al Mirador de Cotos da Bouza y a pequeñas aldeas donde poder conocer la actividad de los antiguos artesanos que se dedicaban a trabajar con la cera. Este último anillo lo recorreremos en rutas posterioeres.
Además, en varios puntos del camino podremos disfrutar de paneles que recogen poesías del poeta gallego Uxío Novoneyra de su libro titulado “Os Eidos”.

Ayer domingo hemos disfrutado de esa 1º parte o primer anillo de esta magnífica ruta y como cada vez que me adentro en ella sigo afirmando sin ninguna duda, que es de las mas bonitas y mágicas que tenemos en Galicia. No lo quiero decir muy en alto ni repetidas veces, para que siga siendo así por mucho tiempo.

En cuanto a la marcha nórdica por estas sendas, tenemos, en muchos casos, que adaptarnos al terreno irregular y aplicar nuestra destreza para poder poner en práctica la técnica de este magnífico deporte. Pero también hay zonas llanas y bastante regulares que nos ofrecen la posibilidad de aplicar de forma segura y constante dicha técnica y de esta manera sacarle rendimiento la los bastones.

No tengo ninguna duda que, VOLVEREMOS