SENDA DA FRAGA DO BARRAGÁN

El domingo 26 nos fuimos de marcha a los pies del Río Barragán y aunque por momentos se sufrió, puedo decir que la ruta fue increíble en todo los sentidos.

Diseñada entorno a la cuenca del río Barragán, su trazado discurre a diferentes alturas pero mantiene el río como eje central.

El curso del río Barragán antes de desembocar en el embalse de Eiras, se caracteriza por la presencia, en la zona más profunda de la cuenca, de una mata de bosque autóctono con rincones de gran belleza natural. Además, la abundancia de patrimonio etnográfico como molinos, puentes o levadas (canales que conducían el agua hasta los molinos), e históricos como los restos del asentamiento conocido como A Cidade, le aportan un interés turístico que harán de este sendero una experiencia inolvidable.

El trazado del sendero es circular con diferentes accesos desde las carreteras próximas que permite comenzarlo en diferentes puntos. Por falta de tiempo hemos hecho una variante “corta” de la senda. Empezando en la iglesia parroquial de Moscoso,  descenderemos hacia el río por caminos forestales y por las levadas rehabilitadas. Cruzaremos el río para llegar a Freaza y comenzar un tramo montañoso donde podremos encontrarnos con reses bravas que pastan en libertad. La senda regresa a la cuenca del río que tendremos que cruzar, ¡con prudencia!, por los pasos de Freaza para  adentrarnos en el sensacional tramo que da nombre al sendero: la Fraga del río Barragán.

Un paseo sin igual que tiene como colofón los restos del asentamiento de A Cidade. Después subiremos hasta As Lombas y cerraremos el círculo regresando a O Torreiro en O Cabo da Raña.

Aunque por momentos la senda ofrece algunas dificultades, tanto a nivel técnico como por su larga duración, el grupo supo afrontarlo y lo que es más importante, disfrutamos de la ruta mas hermosas y atractiva por las que hemos pasado.

Sin duda, ¡¡VOLVEREMOS!!